.
Log In

Inicio de sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Subtotal de la Cesta: 0,00 €

Tempeh bote cristal 250g Vegetalia

Disponibilidad: En existencias

4,09 €
O BIEN

Descripción rápida

El tempe es el resultado de la fermentación del grano de soja por medio de un moho (Rhizopus oligosporus), que se encuentra en la misma raíz de la planta. Este producto se originó hace cientos de años en la Java central y del este (Indonesia).

Ingredientes: soja* (49,70%), shoyu*(agua, soja, trigo, sal marina y fermento: koji), sal marina, vinagre de manzana* y fermento tempe (rhizopus). (*De agricultura ecológica).

Sin lactosa, sin azúcar, sin conservantes, sin colorantes.
Click images to enlarge
Tempeh bote cristal 250g Vegetalia
Propiedades
Este alimento fresco posee 19 gramos de proteínas de gran calidad y está libre de colesterol. Sólo contiene 3 gramos de grasas, casi todas no saturadas, nos aporta 117 kilocalorías y posee 3,5 gramos de hidratos de carbono por cada 100 gramos de producto.
Se digiere fácilmente gracias a las enzimas producidas durante la fermentación, ya que rompen y digieren parcialmente los aceites y proteínas de la soja haciéndolos más asimilables.
Sintetiza ácido nicotínico y vitaminas del grupo B, sobre todo B12 (importante para la formación de glóbulos rojos), muy escasa en la dieta vegetariana.
Este cultivo produce agentes naturales antibacterianos que actúan como antibióticos contra algunos microorganismos patógenos. Esto explica que los indonesios lo reconozcan como un medio contra las enfermedades intestinales.
Contiene un antioxidante natural y preserva biológicamente activa la vitamina E.
Al tempe también se le atribuyen cualidades beneficiosas para contrarrestar los síntomas de la menopausia, reducir el riesgo de ciertos cánceres y ayudar en el desarrollo de los huesos haciéndolos más fuertes.

Preparación
El tempe puede servirse como plato principal o como un ingrediente más en otros platos. Es muy versátil: se puede freír, saltear, rebozar, hacer a la plancha, añadir a estofados, cocidos, sopas, platos de cereales, pastas, hacer al vapor, rallado…, incluso puede cocinarse en el microondas. Sirve también como ingrediente para ensaladas o en la preparación de canapés.

Consejos para su conservación
El tempe empaquetado en bolsa tiene una vida de tres meses. En cambio, el tempe en bote de cristal (esterilizado) tiene una conservación mínima de tres años. Una vez abierto, conservar el resto en la nevera, con un período recomendable para su consumo de diez días.